• Ocurrió sobre las 8:00 horas en la calle O’Donnell y se debió a la acción del viento

Sobre las 8:00 horas de ayer, los Bomberos tuvieron que presentarse en la céntrica calle O’Donnell tras ser avisados por los vecinos de que una farola de alumbrado público estaba a punto de caerse a causa de la acción del viento.

El Cuerpo envió un vehículo autoescala automática (AEA) tripulado por dos agentes y un mando. Según declararon fuentes de los Bomberos a El Faro, no fue necesario retirar la farola, sino que pudo ser asegurada.

Aparte, en la madrugada del martes el miércoles, tuvieron que retirar una persiana que se había salido de su marco en la calle Antonio San José, en el barrio de la Victoria,  también por efectos del viento.