• Insiste en que lo ocurrido en el aeropuerto es muy grave y podría haber  sido dramático

El presidente de Coalición por Melilla (CpM), Mustafa Aberchán, insistió ayer en la gravedad del incidente que se ha producido en el aeropuerto de nuestra ciudad, al colarse un polizón en uno de los aviones que conecta con la península. El cepemista dijo que la “mínima” expresión de responsabilidad tras un caso como este sería el cese del delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani.

No obstante, Aberchán recalcó que en este asunto las consecuencias tienen que ir más allá de la Delegación. Consideró que es el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el que tiene que dar una explicación a los melillenses de qué pudo fallar en la seguridad del aeropuerto para que se diera esta situación.

El cepemista recalcó que el incidente que se produjo el sábado en nuestra ciudad es muy grave y dijo que podríamos estar hablando de un drama de repercusiones internacionales. Hay que recordar que Aberchán ya se preguntó el martes qué habría ocurrido si la persona que llegó hasta el avión hubiera llevado una maleta con explosivos, por ejemplo.

El líder del principal partido de la oposición consideró que es inconcebible que el propio delegado del Gobierno reconociera que hay zonas de la alambrada que rodea el aeropuerto que no cuentan con sensores de movimiento o que hace más de seis meses que se dijo que hacía falta una mejora en el sistema de seguridad.

Aberchán calificó como positivo que varias formaciones hayan decidido pedir la comparecencia del ministro del Interior en el Congreso y dijo que es necesario que Zoido expliqué qué ocurrió y que se depuren responsabilidades para que un hecho de este tipo no se repita.