• Subraya que el 90% de los empleados de la bolsa de empleo no puede ser contratado porque ya tiene trabajado el máximo de días permitido

Exige que cubran 23 vacantes de todas las especialidades

UGT salió ayer a la calle con medio centenar de trabajadores de la Residencia de Mayores. Protestaron por dos cuestiones: las contrataciones a través de ‘circunstancias de producción’ (antes conocido como ‘obras y servicio) y por la falta de personal en el centro, que tiene sin cubrir unas 23 vacantes de diferentes tipos de especialidades. Los contratos que realiza el Imserso, según el sindicato, “son erróneos”. Este sistema impidió que el 40% de incorporaciones de personal para Navidad se llegara a firmar porque los profesionales de la bolsa de trabajo tenían cubiertos el máximo de días que podían estar empleados con este tipo de contrataciones.

El secretario de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Achor Ismael, aseguró que las incorporaciones por ‘circunstancias de producción’ tienen la limitación de que una misma persona no puede acumular más de 180 días con esta forma de contrato en un año. En caso contrario, el trabajador podría denunciar a la Administración y ésta debería incorporarlo como interino en su plantilla.

El 90%, 180 días trabajados

El problema, según Ismael, es que el 90% de los profesionales de la bolsa de empleo ya tiene acumulados los 180 días y ahora están parados. Subrayó que se cuenta con un listado de unas 150 personas y unas 100 no pueden volver a trabajar hasta que no pase el tiempo necesario.

En este sentido, explicó que si un auxiliar entró en la Residencia con este tipo de contrato el 9 de enero de 2015 y ha trabajado 180 días durante doce meses, no ha podido volver a firmar un contrato hasta ayer.

El problema no es sólo que los profesionales de este centro son contratados por pocos días. El Imserso tiene que hacer muchas incorporaciones en numerosas ocasiones de personal porque hay necesidades durante todo el año.

Por ello, UGT se pregunta por qué no se hacen contratos de interinos temporales en lugar de los de ‘obras y servicios’. Añadió que se contrata y se despide a varios empleados para un mismo puesto de trabajo durante todo el año.

Ante la Dirección de Imserso

El sindicato aseveró que ha llevado este tema en numerosas ocasiones a la Dirección de la Residencia, del Imserso en Melilla y en Madrid, pero sin ninguna respuesta. De hecho, Ismael comentó que había hablado con la directora territorial, Isabel Quesada, antes de Navidad para informarle de los problemas que iban a tener con estos contratos.

El sindicalista indicó que Quesada le había reconocido que había que buscar la posibilidad de hacer las incorporaciones de personal de otra forma. Pero nada más.

Ismael subrayó que al quedarse sin asignar el 40% de los contratos que se necesitaban para Navidad en la Residencia de Mayores, esta época fue un “caos”.

De esta forma, resaltó que de los 123 contratos necesarios, se llegaron a firmar 250, porque tenían que dividirse en más días para que los profesionales no llegaran al máximo de 180 días trabajados.

Además, el representante de UGT hizo hincapié en que la bolsa de trabajo de este centro ha sido ampliada en el 2016 dos veces: una de ellas en mayo, con la incorporación de cinco personas, y otra hace algo más de un mes, con otras quince. Por ello, reiteró que hay suficiente personal para atender la demanda de la Residencia, pero en cambio la forma de contratación limita que haya más profesionales en el centro.

Cubrir las vacantes

Por otro lado, el sindicato protestó con esta concentración porque hay unas 23 vacantes (plazas que no se ocupan, aunque tienen el presupuesto asignado). En concreto, son quince auxiliares de Enfermería, cinco camareras-limpiadoras, un terapeuta ocupacional y un educador social y un médico especialista, ya que sólo hay dos cuando debería contarse con tres para que uno de ellos esté en horario de tarde en este centro.