El Museo de Fósiles y Minerales de Melilla superó en 2016 las 3.400 visitas, enfocadas tanto a la divulgación como a la concienciación sobre el desarrollo sostenible, según informó ayer la Consejería de Bienestar Social de la Ciudad Autónoma.

De acuerdo a los cálculos de la entidad, las instalaciones situadas en el Centro de Interpretación Ramón Gavilán de la Granja Escuela Gloria Fuertes recibieron el año pasado un total 3.468 visitas de público en general, centros educativos, asociaciones e instituciones.

Del mismo modo, acogió actividades, como talleres con alumnos de la Facultad de Educación y Humanidades del campus de Melilla.

“Como objetivo para 2017, se programarán actividades y visitas guiadas, en las que ofrecer los conocimientos necesarios para la conservación y defensa de la naturaleza, la sostenibilidad ambiental, la utilización y el reparto justo de los recursos naturales”, destacó la nota de la consejería.

La colección expuesta consta de 110 piezas de fósiles y minerales, con hasta 500 millones de años de antigüedad. A través de recursos audiovisuales, el visitante puede conocer la evolución del medio natural, con cambios como los que afectan al nivel del mar y al calentamiento global del planeta.