• La obra permitirá reducir el consumo y por eso, el agua que llegará a los hogares será de mejor calidad

La Consejería de Medio Ambiente va a reformar la antigua estación de bombeo, que está junto al puente del Paseo Marítimo, con el objetivo de que pueda usarse para generar una red de agua terciaria. Serviría para regar jardines y parques, así como para la limpieza de las calles. Una vez que se puedan usar estas instalaciones, se reducirá el consumo y el agua que llegará a los hogares será de mejor calidad. Así lo destacó ayer el consejero responsable de esta área, Manuel Ángel Quevedo, que subrayó que para marzo estará adjudicada esta obra con un coste de licitación de 528.000 euros y está cofinanciada con Fondos Europeos.

Este proyecto tiene una segunda parte. Se instalará una tubería desde la depuradora de La Hípica hasta esta estación de bombeo para que el agua que se desecha por el grifo y el váter pase por tres depuraciones y se pueda utilizar para regar jardines y las calles. Se aprovechará que se levanta la calzada para construir el carril bici.

No obstante, esta segunda parte del proyecto no se llevará a cabo hasta octubre, para impedir que la instalación de las tuberías afecte a la temporada de playa.

La estación de bombeo

La antigua estación de bombeo está junto a la nueva construida por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, pero lleva muchos años en desuso.

Quevedo subrayó que construir una costaría cerca de un millón de euros y aprovechar estas instalaciones permite el ahorro de unos 500.000 euros.

Con esta estación en funcionamiento se distribuirá agua depurada para el parque Juan Carlos I y la Granja Escuela, así como para el campo de golf. El consejero de Medio Ambiente afirmó que las tuberías para hacer llegar el agua hasta estas zonas ya están instaladas.

La obra de la estación de bombeo llevará seis meses. Quevedo apuntó que para el 23 de enero se abrirán las ofertas y de ahí que para marzo se pueda iniciar la rehabilitación del edificio.

Cuando esté terminado, al menos los camiones de limpieza podrán coger ahí agua tratada y óptima para regar las calles.

En octubre se iniciaría la instalación de la tubería para conectar la estación de bombeo con la depuradora. Una vez que esté terminado, se podrá enviar el agua hasta el Parque Forestal y esa zona.

La siguiente fase de esta iniciativa de Medio Ambiente es instalar tubos para que el agua depurada llegue desde estas instalaciones hasta el Parque Hernández y el Parque Lobera. Aunque este proyecto aún no se ha redactado, añadió Quevedo.

Agua de más calidad

¿Por qué este proyecto hará que llegue agua de más calidad a los hogares? El titular de Medio Ambiente indicó que cuando funcione la estación de bombeo se generarán 2.000 metros cúbicos de agua que no se tendrán que coger de la red normal. Por ello, no será necesario tirar de los pozos para conseguir esos litros de más y se dará más descanso a este recurso.

Como ya no se necesitará tanta agua, la que llegará a los hogares será de más calidad porque será casi toda de la desaladora, añadió.

Además, Quevedo prevé que en lugar de 2.000 metros cúbicos, en tres años se obtengan 4.000.

Un estudio para un callejón del barrio de la Libertad

El Consejo de Gobierno también ha aprobado un estudio inicial para un callejón sin salida que hay en las calles Carlos de Lagandara y Capitán Echevarría en el Barrio de la Libertad. El objetivo de la Ciudad es que haya un ajuste para que las fachadas de los edificios sean paralelas. Una finca gana 20 metros cuadrados respecto a la otra. Habrá obras en uno de los solares y por eso se analizará el tema.

Dos edificios se declaran en ruina económica

El Consejo de Gobierno del pasado jueves 5 adoptó la declaración de ruina económica de dos inmuebles y no hay problema de inquilinos. Uno de ellos está en la calle Antonio Calduch en el número cuatro que está formado por dos plantas. El segundo de ellos es sólo una planta baja y cuenta con jardín. Este otro caso se encuentra en la calle Doctor Juan Ríos García número doce.