• La Guardia Civil ha detenido a dos personas, de Albacete y Cáceres, que viajaban con el vehículo

La Guardia Civil ha detenido en el puerto de Almería a dos vecinos de Albacete y Cáceres que transportaban a un inmigrante oculto junto al motor de una furgoneta, en un buque procedente de Melilla. Han sido acusados de un delito contra los derechos de los extranjeros.

A.E.G., de 51 años y vecino de Hellín, y M.A., de 29 y con domicilio en Talayuela, fueron detenidos en el puerto de Almería por agentes de la Benemérita de la Sección de Especialistas Fiscales del Puerto de Almería, según indicó la Comandancia de Almería en una nota.

Los hechos tuvieron lugar en la mañana del 3 de enero, cuando dichos agentes realizaban un control rutinario en el transcurso del desembarco de uno de los buques llegados a desde Melilla.

Tras solicitarles su documentación, los guardias civiles llevaron a cabo una inspección en el interior de la zona de carga de la furgoneta, para acto seguido revisar la parte del motor de la misma.

Fue entonces cuando encontraron junto al motor a una persona agazapada y observaron que los elementos del motor habían sido manipulados para dejar el espacio suficiente para que permaneciera acurrucada.

Este hombre no disponía de ningún tipo de documento, por lo que fue trasladado a las dependencias en el puerto de la Policía Nacional, Cuerpo que se ha hecho cargo de gestionar su identificación y posterior repatriación a su país de origen.