Como cada comienzo de mes, la directora provincial del Servicio Público de Empleo Estatal, Esther Azancot, reveló los datos del paro en Melilla.

Los números correspondientes a diciembre del año pasado muestran que el último mes del ejercicio 2016 se cerró con 312 desempleados menos que en noviembre, lo que a todas luces supone una buena noticia.

La dirigente local del SEPE destacó que esta caída en la cantidad de desocupados ha sido posible incluso cuando ha finalizado un plan de empleo en el que había contratadas 776 personas.

El año concluyó en nuestra ciudad con 11.048 personas sin empleo. El dato no es bueno, pero sin duda nos encontramos en el buen camino, dado que se está experimentando un aumento en el número de personas con un trabajo remunerado. No en vano, a finales de 2015 eran 12.012 las personas residentes en Melilla que se encontraban en las listas del paro.

En la comparativa entre lo registrado en diciembre de 2016 y el mismo periodo del año anterior, cabe destacar un descenso de 216 personas entre los desempleados en el sector de la construcción.

En otro orden de asuntos, es importante destacar que el desempleo afecta principalmente a las mujeres, que son más de la mitad de las personas sin trabajo en nuestra ciudad. El pasado diciembre eran 6.410 las mujeres que no disponían de un salario en Melilla, aunque también es relevante mencionar que la mayor parte del descenso del paro entre los pasados noviembre y diciembre la protagonizó el sector femenino, con 250 desempleadas menos.

La diputada por Melilla en el Congreso, María del Carmen Dueñas, consideró ayer “esperanzadores” los datos de empleo registrados en nuestra ciudad y destacó que el año 2016 ha supuesto un “récord de afiliación a la Seguridad Social, de creación de puestos de trabajo y de bajada del paro” .

Dueñas resaltó que las políticas del Gobierno central están encaminadas a que en 2020 haya 20 millones de españoles trabajando. Estamos en camino hacia ello.