•  El consejero dice que una vez que el proyecto pase por fiscalización se convocará el concurso para las empresas

El consejero de Fomento, Javier González, anunció ayer que las obras de arreglo del edificio Averroes podrían estar adjudicadas al final del primer trimestre de este año. González explicó que el proyecto está terminado y dijo que cuenta tanto con el crédito necesario como con el informe favorable de legalidad. Lo único que queda pendiente, para poder sacar a concurso la adjudicación, es el documento de fiscalización, que confió en que pueda estar listo para la primera quincena de enero.

Una vez que el proyecto cuente con el visto bueno de fiscalización, podrá publicarse la convocatoria de subasta para que las obras se adjudiquen, algo que podría estar listo para finales del mes de marzo.

El consejero de Fomento explicó que aunque el importe del coste de la obra, de 160.000 euros, permitía la opción del negociado sin publicidad, desde su área han decidido el procedimiento de subasta libre para que el trámite sea lo más claro posible. En este punto, González hizo referencia a los desencuentros de la Ciudad con la empresa constructora del edificio, Dragados, sobre la responsabilidad de los desperfectos. El consejero señaló que está prácticamente seguro de que el asunto acabará en los tribunales, ya que la constructora no asume la parte de culpa que la Administración local considera que tiene y por tanto es probable que opte por presentar un contencioso administrativo.

En cuanto a la segunda fase del proyecto, González apuntó que también está ya encargada y tiene un plazo de ejecución de tres meses para su presentación. González precisó que esta segunda actuación servirá para hacer mejoras en otras de las viviendas de la urbanización donde se han detectado algunas deficiencias.

El consejero de Fomento señaló que en los presupuestos que se elaborarán para este 2017 habrá una partida consignada para esta actuación. González indicó que confía en que en el segundo semestre la Ciudad esté ya en disposición de poder actuar en estas otras viviendas que no se vieron afectadas por el derrumbamiento del revestimiento de la fachada pero en las que se han encontrado otras deficiencias que también es necesario corregir.

Hay que recordar que el desprendimiento del revestimiento de la fachada exterior del edificio de Averroes se produjo el pasado 24 de junio y dejó al inmueble sin esta protección en las paredes. Desde entonces, los vecinos afectados están esperando una solución. Inicialmente les dijeron que las obras empezarían en octubre. Ahora parece que será a final del primer trimestre de 2017 cuando por se adjudique el proyecto.