• La entidad propone crear un convenio con Marruecos para determinar a cuántos pacientes y de qué tipo  se asiste en la ciudad, además de cómo se financia

El Sindicato Médico aseguró a El Faro que no se ha mejorado nada la situación de los facultativos de la ciudad en este año. Subrayó que la solución para reducir el número de pacientes por doctores y mejorar la asistencia es “muy simple”: contratar a 70 médicos que faltan en el área.

En esta entidad no tienen información sobre cómo van a ser los Presupuestos Generales del Estado en temas sanitarios para nuestra ciudad y si habrá mejoras para llevar a cabo su principal reclamación: un incremento de personal en el hospital y los centros de salud. Esperan que la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, se reúna con ellos y puedan explicarle las necesidades de Melilla.

Respecto a esta última cuestión, fue el director del Ingesa, José Julián Díaz Melguizo, aseguró a inicios de octubre que se iba a llevar a cabo un plan estratégico para ver qué servicios son precisos para los pacientes, así como los recursos humanos y tecnológicos.

El Sindicato Médico comentó que ha habido un contacto preliminar con el director general de Ingesa. Aunque subrayó que no se ha desarrollado ningún trabajo aún en este sentido. Será en los primeros compases del recién estrenado año cuando se lleve a cabo si se cumplen las intenciones del Instituto.

Obras futuras

Otro de los asuntos pendientes de este año es la reforma de Urgencias. El Ingesa ha anunciado en numerosas ocasiones que desea realizar obras para ampliar esta zona del Comarcal. Sin embargo, aún no hay fecha para ello.

El Sindicato Médico reconoció que el Instituto ya le ha facilitado una propuesta inicial, aunque no dio detalles de esas reformas.

En cuanto al hospital nuevo, esta entidad aseveró que no tiene “información fiable” sobre si el proyecto de ejecución estará finalizado para marzo, como anunció el Ingesa o se retrasará hasta abril.

Agresiones

Otra de las noticias de este año en temas sanitarios ha sido la agresión a varios trabajadores del centro de Cabrerizas y la concentración de la plantilla al día siguiente en la puerta de este ambulatorio exigiendo respeto a los enfermos que acuden al centro. Sin embargo, para el Sindicato Médico, estas agresiones verbales y físicas son “globales” y es similar a la que se vive en otras áreas del sistema sanitario.

Además, están aún pendientes de la movilidad de personal que se lleva a cabo siempre antes de que se realicen las oposiciones.

Esta entidad espera que el Ingesa negocie con los sindicatos. “Esperamos que cumpla con su palabra”, aseveró.

Extranjeros

El Sindicato Médico también resaltó que es la unidad de obstetricia la que soporta el mayor porcentaje de pacientes extranjeros. “Pero afecta a todas las áreas de hospitalización”, afirmó esta entidad. En este sentido, indicó que la solución es “muy simple: crear un convenio con Marruecos para decidir a cuántos pacientes y de qué tipo se atiende, y cómo financiarlo. “Seguir como hasta ahora, mirando para otro lado y atender a pacientes extranjeros quitándole recursos a los melillenses no es aceptable”, concluyó.