• Dice que la Ciudad podría establecer un porcentaje de contratos para melillenses en las licitaciones de obra

El sector de la construcción “está peor” que en los últimos años. Así lo destacó UGT a El Faro. El sindicato comentó que hay muchas dificultades para contratar a los obreros melillenses y transfronterizos. De hecho, indicó que la mayor parte de las obras adjudicadas son a empresas de fuera de la ciudad que se traen sus propias plantillas. Esto lleva a que los albañiles de la ciudad acepten trabajar sin contrato ni Seguridad Social en determinadas obras. Por ello, exigió que se incremente el número de inspecciones de Trabajo en las construcciones de Melilla.

El sindicato explicó que en Feria se hizo una campaña para detectar a personas que estaban trabajando sin contrato y se localizó a un gran número de personas a las que se impuso una multa.

Sin embargo, lamenta que no se haga lo mismo con las obras que se están ejecutando en la ciudad. Aseveró que hay muchas que están tapiadas y en las que se escucha a obreros en el interior, sobre todo, los fines de semana.

UGT asevera que estas personas corren peligro porque nadie garantiza que se estén tomando las medidas de seguridad ni que el empresario que les ha contratado acabe pagando todo el trabajo realizado.

Empresas foráneas

Otro de los factores que afectan a este sector, según UGT, es que las empresas que se adjudican los contratos de grandes proyectos, como la construcción del nuevo instituto, son de la península. Estos negocios traen sus propias plantilla foránea y apenas cogen a dos o cinco obreros en Melilla.

El sindicato destacó que ha visto cómo los albañiles van a las obras a solicitar trabajo y ven que no les hacen caso ni cuando les han cogido el currículo.

UGT aseveró que sí que hay en nuestra ciudad personas cualificadas que pueden desarrollar ese trabajo y por ello, pide que las autoridades se pongan manos a la obra e intervengan en este sector.

La propuesta es que la Ciudad especifique en las bases de licitación que un porcentaje de los empleados para estas construcciones debe ser de Melilla. De esta forma, se estaría fomentando la generación de empleo. De hecho, indicó que son los melillenses los que van a dejar en la ciudad sus ganancias y no los operarios de fuera.

Los ugetistas forman una comisión para abordar el problema de los transfronterizos

UGT informó a El Faro que ya es una realidad la constitución de una comisión entre Melilla, Ceuta y la Confederación para abordar el problema que tienen los trabajadores transfronterizos. El sindicato indicó que la semana pasada ya estuvo hablando sobre este asunto porque el objetivo es elaborar informes y propuestas para llevarlas directamente a los ministerios correspondientes, como el de Trabajo. Con esta plataforma ya creada por los ugetistas, ahora se van a recoger los principales inconvenientes de estos trabajadores, como el periodo de tiempo tan largo que deben esperar para contar con una respuesta de la Delegación del Gobierno sobre si les han aprobado o no el permiso de trabajo. Llegan a pasar meses y los empresarios que contaban con ellos para realizar una obra acaban contratando a otras personas.

Asimismo, aseveró el sindicato que van a luchar por mejorar los derechos de estos empleados que, aunque coticen a la Seguridad Social, sus familias no tienen derecho a la sanidad. Tampoco entiende UGT por qué se les retiene un 21% de su sueldo por parte de la Administración y luego la Agencia Tributaria les impide realizar una declaración de la renta para recuperar ese dinero. Aseveró que hay personas con 15 años de trabajo en esta situación.