• Un incremento del canon de ocupación a un restaurante financiará a largo plazo las mejoras

Melilla ya puede presumir de géiser. La esperada fuente que la Autoridad Portuaria ha instalado en la dársena pesquera luce, desde la noche de ayer, colores, sonido e incluso movimiento. Y lo hace, según Miguel Marín, presidente de la institución, representando, junto a otras mejoras como un futuro parque infantil, un gasto de 278.000 euros, que, finalmente, no saldrá del bolsillo de los contribuyentes, puesto que la pretensión del Puerto es que las reformas se “autoamorticen” a largo plazo con un incremento del canon de ocupación abonado por el restaurante ‘La Pérgola’, emplazado en la propia dársena.

Hasta el momento, la dirección del establecimiento afrontaba un tributo anual de 14.000 euros por operar en la entrada de la Estación Marítima. En adelante, sin embargo, la contribución se elevará hasta los 30.000 euros. Ese aumento de 16.000 euros es el que la Autoridad Portuaria pretende emplear para financiar el coste de la suma de todas las mejoras.

La cantidad (278.000 euros) no se limita exclusivamente a la instalación del géiser inaugurado ayer, sino que incluye otros conceptos como la rehabilitación completa del paseo (principalmente, pérgolas, bancos y maceteros) o la construcción de un parque infantil, que contará con un barco como atracción central.

Las obras, el 9 de enero

Las obras y mejoras que restan por realizarse, así pues, darán comienzo el próximo lunes 9 de enero, coincidiendo con el final de las fiestas navideñas. La jornada de ayer, en cambio, fue el momento elegido por el Puerto y la Ciudad Autónoma para la presentación del citado géiser. Al acto de anoche acudieron multitud de autoridades civiles y militares. Entre ellas, el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, quien aseguró “estar encantado” con unas instalaciones que, según sus palabras, ratifican la dársena como “uno de los espacios más bonitos de toda la ciudad”.