• La Ciudad ya tiene el anteproyecto, con el que se amplía un 12% el número de metros, y destina la primera planta y la segunda sólo para la UGR

Las obras son complejas y llevarán 18 meses

El Consejo de Gobierno aprobó el pasado viernes el anteproyecto de reforma y ampliación del antiguo edificio de Correos que hay en el centro. El portavoz del Ejecutivo y consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, presentó ayer los datos más relevantes de esta obra, que ronda los 4,5 millones de euros.

Quevedo destacó que habrá dos plantas en exclusiva para usos de la Universidad de Granada (UGR). De hecho, van a preparar toda la documentación para enviarle esta semana este informe a dicha entidad. Esperan recibir el visto bueno de la UGR en enero.

Sin embargo, aún no está claro cuándo podrían iniciarse las obras. Primero hay que encontrar la financiación. El objetivo de la Ciudad es que la UGR, el Estado y el Gobierno local aporten dinero a esta reforma. En cuanto se tenga el presupuesto, Quevedo aseveró que el proyecto final puede estar para octubre de 2017 y las obras se podrían iniciar en 2018. Eso sí, matizó que la reforma llevará unos 18 meses porque se trata de una rehabilitación compleja.

Además, indicó que no sólo se hay que hacer obras en el interior de inmueble, sino construir más aulas que ocuparán 717 metros cuadrados, es decir, que se contará con un 12% más de espacios.

Los detalles

El consejero de Medio Ambiente comentó que este proyecto ha llevado mucho tiempo de elaboración y que se ha tenido en cuenta un informe de la UGR con las peticiones mínimas que debía tener este edificio para su uso universitario. Quevedo apuntó que desconoce qué carreras se trasladarán a este nuevo emplazamiento, pero indicó que habrá una redistribución en el Campus y que se liberarán las aulas de Villegas.

La primera y la segunda planta del edificio serán para la UGR. Habrá despachos de profesores, decanato, un gran número de aulas, salón de grados y espacios para los trabajos en grupo, así como una biblioteca.

La planta baja será compartida. Al entrar por la puerta principal habrá una consejería. Los laterales serán espacios para la Ciudad. De hecho, la rehabilitación de estas dependencias, que tendrán acceso particular desde la calle, costará 750.000 euros y se podría dejar para más adelante y reducirse del presupuesto inicial de la obra.

Se trata de dos áreas de 400 metros cuadrados que se quedará el Gobierno local para los cuales aún no han decidido su función. No obstante, también en esta planta baja del inmueble de Correos se creará una zona de exposiciones.

Quevedo recordó que la Ciudad sólo tiene una sala de estas características en el Hospital del Rey y viene bien para las numerosas actividades culturales que se realizan desde esta área del Gobierno.

Zona cultural

El consejero subrayó que con la rehabilitación de este edificio se va a crear una zona cultural en el centro, ya que la Consejería de Cultura podría ubicarse en el inmueble de la Cámara de Comercio. Esto sumado a las acciones de la UGR y al teatro Kursaal va a generar un núcleo muy atractivo para tiendas y comercios de todo tipo en el centro.