• El ministro de Fomento afirma que el Gobierno local tiene un plan de obras “muy ambicioso”

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, destacó ayer, tras su reunión con las autoridades locales, que la Ciudad le había trasmitido su petición de construir 21 nuevas viviendas de protección oficial en Melilla. Aseguró que ya se cuenta con el suelo para su ejecución. La proyección de más casas de protección oficial es uno de los objetivos del Gobierno local y, por ello, se abordó en la reunión con De la Serna.

De hecho, el máximo representante del ministerio de Fomento subrayó “el enorme esfuerzo” que está realizando la Ciudad en esta materia. Afirmó que la labor del Ejecutivo local “no es nada fácil” en tema de viviendas.

De la Serna indicó que el Gobierno melillense debe buscar el suelo y disponer de él, además de conseguir la financiación para el desarrollo de estos proyectos de casas de carácter social.

El compromiso

“Nos consta la enorme sensibilidad que tiene la Ciudad y nos gustaría acompañar a Melilla con este compromiso”, apuntó el ministro de Fomento, que añadió que ya se están ejecutando viviendas sociales en nuestra ciudad y que se han planteado otras 21 nuevas para el futuro.

En este sentido, De la Serna comentó que se va a entablar una negociación con las sociedades públicas de creación de pisos para “buscar la fórmula para seguir trabajando en la línea del ambicioso plan que tiene la Ciudad”.

El ministro subrayó que el objetivo de su área es atender las necesidades sociales de los melillenses en esta materia. Además, concluyó que desea trabajar para conseguir disponer de más suelo y apoyar la construcción de más hogares de este tipo.

La Ciudad elaborará un plan de dotaciones básicas para La Cañada

El primer encargo del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, a la Ciudad fue la elaboración de un estudio sobre la posibilidad de que las líneas aéreas sean declaradas como servicio público. Pero el Ejecutivo local tiene otra misión. El presidente del Gobierno melillense, Juan José Imbroda, indicó que va a elaborar un plan de dotaciones básicas para las barriadas periféricas, fundamentalmente La Cañada y Reina Regente.

Imbroda indicó que hay que regularizar a nivel urbanístico toda la zona y eso llevará la implicación de más ministerios, además de el de Fomento. La propuesta de la Ciudad es redactar qué instalaciones básicas necesitan estos barrios, como saneamiento o viviendas, y más tarde se enviará al ministerio de Fomento para su puesta en marcha.