• “Se han tomado algunas medidas”

El consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, asegura que “la situación ha sido enormemente mejor con el agua de lluvia que en el pasado 4 y 8 de este mes”. Subraya que se han tomado “algunas medidas” que han permitido hacer frente a la evacuación del agua que ha caído esta madrugada a pesar de que era superior a la de esos días de inicios de diciembre.

Asevera que “el tapón” que tiene la ciudad es que la estación de bombeo del Río de Oro tiene un mal funcionamiento para evacuar las aguas de lluvia. Quevedo señala que la Confederación Hidrográfica de Melilla hizo esta obra pero la Ciudad no la recibió porque no estaba de acuerdo con el diseño porque entendía que no iba a funcionar bien para la evacuación del aguas pluviales.

El consejero afirma que ha pedido a la Confederación que haga un par de arreglos por la vía de urgencia: la reforma de la estación de bombeo del Río de Oro con unos aliviaderos y la rehabilitación de un tramo que provoca un taponamiento junto al Centro Social de Mayores y que cuesta unos 300.000 euros.

No obstante, Quevedo asevera que la Confederación es consciente de que la obra la hizo mal e incluso tiene un proyecto ya elaborado y a la espera de poder contar con dotación económica para llevar a cabo. Son 1,4 millones de euros esta reforma. Añadió que esta institución se ha comprometido a llevarla a cabo a inicios de 2017.