• Los soldados del contingente, en su mayoría melillenses, recibieron ayer a la ministra de Defensa

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, reafirmó ayer, durante su visita a las tropas, el compromiso de España en la lucha contra el Estado Islámico (EI) y confirmó que ampliará la misión en este país con el envío de 150 efectivos más una vez que el Congreso lo autorice el próximo martes.

Por sorpresa, de noche por motivos de seguridad y rodeada de fuertes medidas de protección, la titular de Defensa ha visitado la misión desplegada en Irak, integrada por unos 300 militares encargados de instruir al ejército iraquí para hacer frente al Dáesh (acrónimo en árabe de Estado Islámico).

Acompañada por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), almirante general Fernando García Sánchez, y del comandante del Mando de Operaciones, almirante Teodoro López-Calderón, la ministra se ha reunido primero con un contingente de 34 militares en Bagdad y después con los 222 efectivos desplegados en la base ‘Gran Capitán’ de Besmayah, a unos 45 kilómetros de la capital.

También han viajado, invitados por la ministra, los portavoces de Defensa del PSOE, Ricardo Cortés, y de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez.

En sus palabras a los militares en Besmayah, Cospedal ha dicho que esta misión es la “punta de lanza” de España en el exterior y la lucha contra el Dáesh en la defensa de la democracia, la libertad, la igualdad y la justicia.

Ha destacado su labor por la seguridad exterior y también por la seguridad de las familias españolas y ha agregado que son las caras y las palabras de España en el mundo.

Mayoría melillense

Actualmente, el grueso del quinto contingente español desplegado en Irak está formado principalmente por unidades de la Comandancia General de Melilla, más concretamente del Grupo de Regulares número 52, junto a efectivos procedentes de la Comandancia General de Baleares y otras unidades del resto de las Fuerzas Armadas.

Cospedal insistió en que España está en Irak y en la coalición internacional contra el terrorismo yihadista para defender la democracia.

Tras felicitar la Navidad a los militares y pedirles “que se cuiden y mantengan el espíritu de camaradería”, Cospedal brindó por el rey Felipe VI, “el primer soldado de España”.

La ministra rindió homenaje al soldado Aarón Vidal López, fallecido el pasado 8 de septiembre en un accidente en el campo de maniobras de la base cuando un camión militar iraquí embistió a un vehículo lince con tres militares españoles en su interior.