• Dos hombres de nacionalidad marroquí se enfrentan a cuatro años de prisión cada uno tras haber sido acusados de un robo con violencia. Los inculpados presuntamente sustrajeron a otro un teléfono móvil, 200 dirhams y un pasaporte.

Este juicio fue celebrado ayer en el Juzgado de lo Penal número 1 de Melilla. La supuesta víctima no compareció. De esta forma, los primeros en prestar declaración fueron los investigados, que precisaron de un traductor, al no poder expresarse en castellano.

La fiscal les preguntó si el 23 de enero de 2015, sobre las 18:00, se habían abalanzado sobre un hombre en el Paseo Marítimo para robarle sus pertenencias. Según la acusación pública, la víctima fue golpeada y sufrió lesiones. Los inculpados lo negaron y replicaron que fueron ellos los atacados por el grupo de personas que acompañaban al denunciante.

A continuación, declaró uno de los agentes de la Policía, quien recordó que, tras recibir aviso de un robo, observó a dos hombres corriendo en la zona del paseo. Al interceptarlos, la víctima y sus compañeros los reconocieron como autores del delito.

El Ministerio Fiscal considera probados los hechos y mantiene su petición de cuatro años de cárcel por robo con violencia. Sin embargo, el abogado defensor cree que no hay pruebas de cargo y destacó que la supuesta víctima no compareció en el juicio.