• Ventura dio aviso a la Policía del suceso, pero quita hierro al asunto: “No creo que sea algo importante”

En la mañana de ayer, la ventana del despacho del consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, recibió un disparo de perdigón. Así lo confirmaron a El Faro tanto la Policía Nacional como el propio titular del área citada del Gobierno de la Ciudad Autónoma.

El suceso ocurrió sobre las 10:00 horas de ayer en el edificio de Bienestar Social, que se encuentra en la parte peatonal del bulevar Carlos Ramírez de Arellano. Según explicó Ventura a este periódico, la ventana afectada dispone de doble cristal. “El de fuera tiene un pequeño impacto que lo atravesó”, indicó el consejero.

Pese a que no hubo daños personales y que los únicos de tipo material fueron los sufridos por ese cristal, Ventura subrayó que puso el caso “en conocimiento de la Policía Judicial”, ante “la posibilidad de que pueda repetirse” un suceso de estas características.

“Estaba en el despacho”

“Yo estaba en el despacho, pero no me di cuenta”, relató Daniel Ventura a El Faro. En ese momento, había varias personas en la oficina, pues el consejero estaba recibiendo a la familia de un joven discapacitado.

“Mi secretaria sí escuchó un ruido extraño”, recordó el titular del área de Bienestar Social, quien añadió que también estaba en ese momento en el despacho la viceconsejera de Acción Social, Paqui Conde.

“A los cinco minutos observamos que había en el cristal exterior una rotura pequeña de forma redonda”. El proyectil, sin embargo, no llegó a dañar la ventana interior.

El consejero manifestó que hoy acudirán a su despacho unos operarios para retirar el cristal dañado e instalar otro en su lugar.

A ojos de Ventura, el suceso “no es nada del otro mundo”. “No creo que sea importante, apostilló.  Aunque afirmó que “no se deben hacer bromas” con ello, proclamó que “tampoco hay que montar una crisis” por este suceso.

El Cuerpo Nacional de Policía  confirmó que la Policía Judicial ha estado llevando a cabo “gestiones”, pero “no se ha localizado a nadie” que pueda estar relacionado con el perdigonazo.