• La plaza Menéndez Pelayo acogió, a lo largo de la tarde de ayer, una nueva edición del popular certamen que organiza cada año la Vicaría Episcopal de la ciudad. Colegios, asociaciones y parroquias entonaron diferentes clásicos navideños

La Navidad ya está aquí. Desde el día en el que se encendió el alumbrado o las tiendas colgaron sus primeras publicidades, las fiestas invadieron el sentido de la vista. Y desde ayer, también el del oído. Además, lo hicieron de una forma tan agradable y melódica como la voz de un niño. De cientos, a decir verdad. Concretamente, las de todos los que participaron en el maratón de villancicos que, cada año, organiza la Vicaría Episcopal.

Así pues, los alumnos de colegios como La Salle – El Carmen o Nuestra Señora del Buen Consejo, entonaron las canciones navideñas de siempre, aunque también otras de origen más moderno e internacional. Desde una adaptación al castellano del tema ‘Santa Claus is coming to town’ de Frank Sinatra, hasta una especie de remake musical de ‘Inmortal’, de La Oreja de Van Gogh, con el portal de Belén como protagonista.

Además de los centros educativos, tomaron parte en el maratón representantes de asociaciones como Aspanies Plena Inclusión y las parroquias de San Francisco Javier, Santa Micaela o San Agustín. El acto se cerró con un concierto de la banda de la Comgemel en la Iglesia del Sagrado Corazón.