• Los socialistas abogan por cambiar el modelo de pleno para que sea menos tedioso para los ciudadanos

El alto nivel de desempleo que padece la ciudad sigue siendo el principal problema de Melilla para el PSOE que aboradará esta cuestión en forma de interpelación, en el próximo Pleno de Control. Así lo anunció ayer la portavoz del Grupo socialista, Gloria Rojas, que explicó que “las políticas económicas y laborales que se han puesto en marcha a lo largo de los últimos 10 años desde el Gobierno local han demostrado que no funcionan”.

“Nuestra ciudad está a la cabeza del desempleo a nivel nacional y del desempleo juvenil a nivel europeo”, señaló. “Melilla necesita un cambio de políticas y de modelo económico que conlleve la creación de nuevos yacimientos de empleo y que permita a medio–largo plazo, un crecimiento económico que se traduzca en generación de empleo estable y de calidad”, expuso.

COA y deportes

En cuanto a las preguntas que el Grupo Socialista va a plantear en la sesión de control al Gobierno de la próxima semana, se encuentra una relativa al apoyo a los deportistas melillenses, dado que los socialistas van a preguntar por qué el Ejecutivo ha dejado de convocar las becas de promoción deportiva, ya que muchos deportistas locales llevan desde 2014 sin recibir ningún a ayuda para sus competiciones locales, nacionales ni internacionales.

Después de que el servicio de autobuses de la COA haya vuelto a sufrir otro ataque, el PSOE preguntará por las medidas de seguridad que se van a tomar desde el Ejecutivo local.

El elevado gasto por parte de la Viceconsejería de Festejos y el Servicio 112, serán las otras dos cuestiones que el PSOE llevará a la sesión de control del próximo viernes.

Cambio modelo pleno

La portavoz del Grupo Socialista insistió en la necesidad de cambiar el modelo de Pleno de Control. “Un sesión plenaria de más de 6 horas, con 6 interpelaciones y 25 preguntas, genera tanta información que es muy difícil que llegue a la ciudadanía”, expuso.

De hecho, el PSOE, al igual que los Grupos municipales de CpM y C’s, defiende un cambio de formato de los plenos de control para hacerlos más accesibles y dinámicos, pensando tanto en los profesionales de los medios de comunicación como en los ciudadanos.