• El consejero apunta que el tema del apedreamiento del autobús no es un asunto de su competencia

El consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, aseguró ayer que aún están a la espera de que la COA (Cooperativa Ómnibus de Autobuses) instale las mamparas de protección para que los conductores puedan realizar el servicio de forma segura. En cuanto al apedreamiento que sufrió el viernes la línea 5, Quevedo indicó que se trata de un asunto que se escapa a su área, ya que es tema de orden público.

El consejero apuntó que confía en que en un par de semanas la cooperativa que se encarga de la gestión del transporte público pueda recibir la subvención de 500.000 euros que anualmente le concede la Ciudad.

Por otro lado, Quevedo señaló que siguen trabajando para buscar una fórmula de gestión del transporte que dé a la Administración más capacidad en la toma de decisiones. Indicó que el objetivo es encontrar un modelo que perjudique lo menos posible a todas las partes.  Eso sí, el consejero de Medio Ambiente aseguró que aunque llevan tiempo trabajando en este asunto, por ahora no han recibido ninguna propuesta de la cooperativa. Hay que recordar que hace tiempo que la Ciudad barajó la posibilidad de sacar el servicio a adjudicación, aunque finalmente no se hizo.

La cooperativa pide a Quevedo no echar balones fuera

El jefe de Tráfico de la COA (Cooperativa Ómnibus de Autobuses), Antonio Montoya, pidió ayer al consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, que no eche balones, después de que Quevedo indicara que está esperando a que la COA adopte varias medidas sobre seguridad y gestión del servicio. Montoya señaló que lo que debería hacer el consejero es buscar soluciones. Asimismo, indicó que el servicio de la línea 5, apedreada el pasado viernes, se retomará con total normalidad a partir del próximo lunes 12.