• Los socialistas apuestan por recuperar el texto  de 2011 para iniciar las negociaciones

El PSOE presentó ayer una propuesta alternativa a la actual Ley de Seguridad Ciudadana, llamada por sus detractores ‘Ley Mordaza’, aprobada en el pasado mandato de Mariano Rajoy gracias a la mayoría absoluta del PP. Se trata de una proposición que contempla, entre otras cosas, la derogación de los rechazos en frontera, también llamados ‘devoluciones en caliente’, en las fronteras de Melilla y Ceuta.

Según el documento, al que tuvo acceso ayer el diario El País, los socialistas también apuestan por permitir las manifestaciones en Congreso y Senado o acabar con las sanciones por fotografiar policías o parar un desahucio.

Según publica este periódico de tirada nacional, para “evitar un vacío legal”, desde el PSOE proponen volver a la ley de 2011 para, desde este marco, comenzar las negociaciones con otros grupos políticos e impulsar una nueva norma de seguridad.

“El Gobierno puede hacer dos cosas: asumir que está en minoría y que la inmensa mayoría quiere derogar la Ley Mordaza, o resistirse y perder una votación más, como está perdiendo muchas”,aseguró ayer Antonio Hernando, portavoz socialista.

El PP, abierto al diálogo

Por su parte, desde el Ejecutivo tachan de “barbaridad” la intención socialista de derogar dicha ley, aunque sí que se muestran dispuestos a negociar “artículo a artículo” la actual norma.

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, también agregó que “ninguna persona sensata que piense bien lo que está diciendo, lo puede plantear”, en referencia a anular la ley de Seguridad Ciudadana.

Zoido destaca la “impagable” labor de la Guardia Civil en Melilla y Ceuta

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, resaltó ayer la “impagable” labor que efectúa la Guardia Civil en Melilla y Ceuta combatiendo el tráfico ilícito de mercancías y la “inmigración irregular”. Para el titular de esta área del Gobierno central, este Cuerpo es un “referente” en estos dos ámbitos.

Las palabras de Zoido se enmarcan en la toma de posesión del nuevo director general de la Benemérita, José Manuel Holgado Merino. A dicho acto también acudió la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

El responsable de Interior afirmó en su discurso que la Guardia Civil ha sido, desde su fundación, “una institución de naturaleza militar”, una “seña de identidad que seguirá vigente”.