• El Ingesa responde que hay vías para realizar reclamaciones si no están de acuerdo con la atención

El paciente que el pasado miércoles denunció la falta de un psiquiatra en la Unidad de Salud Mental y que no le daban cita hasta marzo, aseguró que nunca le ofrecieron darle hora para la semana siguiente. Ayer este usuario explicó a El Faro que no está de acuerdo con la justificación que dio el Ingesa a su reclamación escrita en este diario. El Instituto apuntó que se le había dado la opción de citarle para la semana próxima y que se negó porque deseaba una atención inmediata. Este paciente niega los hechos y subrayó que el Ingesa debe haberle confundido con otra persona que acudió al centro de salud de la zona centro.

Por su parte, el Instituto apunta que “existen abiertas vías para recibir las solicitudes y reclamaciones”, por lo que anima a “sus usuarios a que las utilicen si es deseo”.

El ciudadano aseveró que su única intención a la hora de denunciar su caso era que refuercen la plantilla de psiquiatras que atiende en la Unidad de Salud Mental. Afirmó que no quiere volver a la consulta y encontrarse un cartel en que diga que no está el especialistas y no haya ningún sustituto para reemplazarle.

El paciente indicó que ya esperó de agosto a noviembre para que le viera su médico y ahora tendrá que aguantar otros cuatro meses más para ser revisado por su psiquiatra. Subrayó que si le hubieran ofrecido hora en una semana con otro psiquiatra, como aseveró el Ingesa, hubiera aceptado. Pero nunca le dieron esta oportunidad, añadió este ciudadano.

En cuanto a la actitud de los psiquiatras, explicó que no puede quejarse. Intentó que le vieran antes de cerrar sus consultas, pero no aceptaron. Destacó que les entiende porque si le permitían pasar, también tendrían que hacer la excepción con otros y ya están muy sobrecargados de trabajo.