• La campaña de donación de alimentos  continuará a lo largo del día de hoy en un total de 13 establecimientos de la ciudad

Un total de 13 establecimientos se suman, un año más, a una nueva edición de la Gran Recogida, que se puso en marcha ayer y continuará a lo largo del día de hoy. En esta ocasión, el Banco de Alimentos de Melilla se ha marcado el reto de superar los 14.000 kilos de alimentos logrados el año pasado.

Carmen Martínez y Conchi Nuñez son dos voluntarias que se encargaron de informar a los ciudadanos sobre la campaña en el supermercado Covirán. Ambas hicieron un llamamiento a la ciudadanía a colaborar activamente, puesto que la crisis todavía continúa haciendo estragos y hay muchas personas que necesitan ayuda. “Aún hay más familias de lo que pensamos con necesidades. Es muy importante colaborar”, dijo Matínez. Temen que la sensación general de que la situación económica ha mejorado pueda llevar a cierta relajación. Por ello, insistieron en que el número de familias sin recursos sigue siendo muy elevado en nuestra ciudad.

Nuevos escenarios

Este año, la convocatoria altruista se enfrenta a dos novedades: una, su coincidencia con la campaña comercial del Black Friday y la Melilla Mobile Zone en la mayoría de las tiendas; y otra,  que la Gran Recogida se adelanta algunos días en el calendario con respecto a anteriores ediciones. Así,  muchos posibles donantes aún no habrán cobrado sus nóminas. “Muchas personas se han quejado porque la campaña se hace durante los últimos días del mes”, apuntó Martínez.

Alimentos

En cuanto a la comida que se puede donar, se trata de alimentos no perecederos como arroz, legumbres, aceite, leche, latas de conservas y con especial atención a la alimentación infantil. Aunque desde el Banco de Alimentos no pudieron concretar los kilos que se alcanzaron en el día de ayer, el primer balance hizo presagiar un final positivo. Sobre todo teniendo en cuenta que en ediciones anteriores el día fuerte es el sábado. Pero el trabajo no terminará este fin de semana. Numerosos voluntarios clasificarán los productos en el almacén durante varias semanas.