• Los melillenses se despiden hoy de la tercera rotación del contingente de apoyo a Irak. Se marchan en barco hasta la península donde embarcarán para llegar a este país.

En anteriores ocasiones, el comandante general de Melilla, Fernando Díaz de Otazu, acompañado de los jefes de la Unidad de la Comandancia General de Melilla (Comgemel) presidió la ceremonia de despedida. En la primera se fueron 72 y en la segunda 70 soldados. Todos formarán parte de los 300 que se integrarán en el contingente de apoyo a la fuerzas iraquíes en su lucha contra el Daesh. Aunque serán unos 200 los que partan de Melilla.

El contingente que conformará el quinto relevo de la misión ‘Apoyo a Irak’ realizó durante el pasado mes una fase de integración y evaluación de las instalaciones y el campo de tiro y maniobras de la base ‘Álvarez de Sotomayor’ en Almería.