La crisis económica ha animado a muchos a trabajar por cuenta propia. Marcelo Vázquez, de Infoautónomos, habla sobre los mitos y tópicos de lo que supone que uno sea su propio jefe.

Emprender, emprendedor o emprendimiento. Los políticos, las administraciones y también los medios de comunicación lo repiten  como las nuevas palabras fetiche. Según Marcelo Vázquez, consejero delegado de Infoautónomos (portal de consulta online para autónomos), que este fin de semana ha visitado la feria de emprendimiento joven ‘Quiero, puedo emprendo’, asegura que efectivamente la vocación empresarial por fin se ha abierto paso en nuestro país. Eso sí, asegura que España está viviendo una estimulante ola emprendedora, en parte porque la “mentalidad de los ciudadanos ha cambiado”, pero sobre todo porque el trabajo por cuenta ajena se ha convertido para muchos en una “herramienta útil” para acabar con los números rojos.

De este modo, Vázquez cree que definitivamente ha habido un cambio de tendencia  en un país al que siempre se le ha reprochado el poco pulso emprendedor. Sin embargo, el consejero delegado de Infoautónomos considera que la falta de iniciativa ha venido marcada por la propia historia: “Salimos relativamente tarde de una Guerra Civil y, tras una época de tanta inestabilidad, la gente lo que buscaba era tranquilidad. Nuestros padres lograron esa estabilidad y nos han inculcado sus valores. Tengo 37 años y cuando era niño jamás me decían que montase una empresa. Querían que hiciese una carrera y que trabajase para el Estado”, relata.

Este experto en emprendimiento afirma que hasta que no estalló la crisis nadie se interesó realmente por convertirse en su propio jefe. “Cuando la burbuja estalló, empezamos a comprender que ‘papá Estado’ no puede darnos de comer a todos”, señala. “La falta de un empleo y de oportunidades lleva a mucha gente a pensar en el emprendimiento como una solución de autoempleo”, dice Vázquez.

Tópicos

Este experto advierte que el afán de convertirse en empresario novel tiene su parte de burbuja y acarrea muchos tópicos. “Muchos creen que emprender es fácil y que todo el mundo vale para ello. No podemos ser ni todos emprendedores, ni todos funcionarios”.

Asegura que la imagen de Mark Zuckenberg (creador de Facebook) ha dado mucho para la literatura y el cine y ha servido para mostrar que tras una “simple idea” puede esconderse un imperio, algo que toda economía dinámica necesita, pero afirma que un proyecto, por muy bueno que sea, no siempre tiene éxito.

Por ello, es de vital importancia pensar bien antes de apostar los ahorros y no dar toda idea por válida. “Parece que no, pero emprender es muy complicado. Hay que detenerse en el modelo de negocio y hacer estudios de viabilidad”, añade.

Financiación

El principal problema para el emprendimiento, alerta Vázquez, sigue siendo la financiación. Explica que existen líneas de crédito para emprender negocios, pero que el verdadero problema viene después. “Es muy complicado que un negocio dé frutos desde un primer momento. En Infoautónomos publicamos un estudio que decía que para que un autónomo cobre 1.000 euros al mes, tenía que facturar 2.000”, recuerda.

Otro problema muy relacionado con la financiación es el nivel de éxito. El consejero delegado de Infoautónomos pide que exista “una segunda oportunidad” para aquellos que, tras meses de lucha, se encuentran con un negocio que no quiere despuntar. “Una vez que ya hayas pedido un crédito, los bancos te suelen echar la cruz y ya no encontrarás ayudas para una nueva inversión”, lamenta. Critica así el alto nivel de dependencia de la financiación bancaria que existe en España, frente a otros países en los que se benefician de bonos o la ayuda de inversores.

También hace referencia a los eternos trámites burocráticos. “Para montar una empresa se necesita al menos un mes y medio para la organización”, dice.

En este sentido, exige que las instituciones se vuelquen más con este colectivo y que eliminen las “innumerables trabas” que asfixian cualquier atisbo de éxito.