• Los cepemistas exigen a Medio Ambiente que tome cartas en el asunto y palie el problema

El diputado de Coalición por Melilla (CpM) Hasan Mohatar denunció ayer que los autobuses de la COA (Cooperativa Ómnibus de Autobuses) no cuentan con rampas de acceso para personas con discapacidad. El cepemista aseguró que han recibido dos denuncias de melillenses que han tenido problemas para usar este transporte debido a esta deficiencia. Indicó que en uno de los casos fueron otros de los usuarios los que ayudaron al viajero a subir al vehículo, pero en el otro la persona no pudo utilizarlo.

El cepemista instó a la Consejería de Medio Ambiente a tomar cartas en el asunto y recordó que la COA recibe anualmente una subvención de la Ciudad de 500.000 euros. Mohatar lamentó que ninguno de los 16 autobuses con los que cuenta la empresa ofrezca este servicio, que consideró imprescindible. Resaltó, asimismo, que gran parte de las personas que utilizan el autobús en nuestra ciudad son de avanzada edad, por lo que consideró que es aún más importante que se trate de vehículos accesibles.

El diputado del principal partido de la oposición señaló que confía en que en el nuevo pliego de condiciones que se está elaborando para la adjudicación del servicio exija que los autobuses cuenten con rampa para que todos los ciudadanos puedan acceder en igualdad de condiciones al transporte público.

Mohatar insistió en que la Ciudad tiene que adoptar medidas para evitar que se repitan situaciones como las de estas dos personas que no pudieron utilizar el autobús por la ausencia de una rampa. El cepemista mostró, además, la solidaridad de su formación con estos usuarios que han tenido problemas para poder acceder al autobús.

El diputado de CpM indicó que alguno de los usuarios afectados incluso ha llegado a interponer una denuncia y recalcó que es ilógico que en Melilla no se ofrezca un servicio idóneo a las personas con discapacidad.

Medio Ambiente estudiará con la COA   la posibilidad de instalar las rampas

El consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, aseguró ayer que estudiarán la posibilidad de que al menos algunos de los autobuses que realizan su servicio en Melilla tengan rampas para que puedan ser utilizados por personas con discapacidad. Quevedo indicó que es complicado que los vehículos que ya hay en la ciudad puedan ser adaptados, pero dijo que sí se puede conseguir que los nuevos que se adquieran cuenten con este servicio. Quevedo aseguró que se reunirá con los responsables de la COA para abordar este asunto y buscar la mejor solución para este asunto.