1. La asociación pide que se contrate a más personal en el paso aduanero “por el bien de todos”

La Asociación de Comerciantes de Melilla Acsemel achaca las largas colas en la frontera de Farhana a la falta de agentes policiales en el paso aduanero. “No hay suficiente personal para revisar la documentación de las personas y eso provoca las retenciones”, explicó el secretario de Acsemel, Mohamed Abdelkader.

Abdelkader considera que los problemas y las retenciones surgen cuando el control de la policía española se ralentiza porque sólo hay un agente que revisa uno por uno los documentos de quienes viajan a bordo de los vehículos. El retraso es breve por coche, apenas unos minutos, pero provoca que, poco a poco, las esperas se vayan multiplicando y se alargue la cola hasta el paso fronterizo de Mariguari o incluso hasta la zona de los Pinos como en el caso de ayer. “El delegado del  Gobierno, Abdelmalik el Barkani, tiene que contratar  más agentes en vez de malgastar el dinero público en obras que no van a solucionar nada”, apuntó. “Si no hay suficientes policías que opten por una empresa privada de vigilancia o tiren de personal de los Planes de Empleo” apuntó.

Marruecos

El secretario de Acsemel reconoció que los agentes del país vecino tampoco ayudan a agilizar el tránsito. Según explicó Abdelkader, una vez pasada la frontera y alcanzado suelo marroquí, al igual los agentes reclaman otra vez más la documentación para entrar a Marruecos.

Superado este trámite, los vehículos son inspeccionados por la Policía. El secretario de Acsemel asegura que es el  lugar donde nuevamente se produce un  importante freno de las colas. Aquí los agentes inspeccionan los turismos en busca de mercancías ilícitas. “El contrabando no es legal en Marruecos y los comerciantes tienen que  lidiar con los agentes y tratar de negociar con ellos”, explicó. No obstante, asegura que en este asunto “poco” puede hacer el Gobierno, pero sí tiene la capacidad de dotar de más personal a las fronteras de la ciudad.