• Afirma que necesita más datos y que actuará en consecuencia

El presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, aseguró ayer que ha citado el lunes al consejero de Seguridad Ciudadana, Isidoro González, para hablar sobre su denuncia por violencia de género. Afirmó que será el miércoles la junta de portavoces que ha pedido toda la oposición tras hacerse pública la existencia de esta demanda contra González.

Imbroda aseguró que siempre ha mostrado su postura de “tolerancia cero” a los malos tratos y resaltó que no puede haber duda sobre esta política.

Sin embargo, indicó que estos temas son “muy delicados, muy sensibles y que hay que tomarlos con toda la cautela del mundo”.

Faltan datos

Imbroda aseveró que, en este caso concreto, aún le faltan datos y necesita completar esa información para tener un juicio exacto y objetivo de la situación. Afirmó que tiene que escuchar a González antes de tomar una decisión.

“Lo que no puedo es tirarme detrás de cualquier acusación de la oposición. Primero voy a ver lo que hay. Que no quepa la menor duda de que cuando veamos palpable y fehacientemente que hay una violencia de genero, nosotros actuaremos, como siempre, en consecuencia”, subrayó el presidente de la Ciudad.

En este sentido, Imbroda indicó que lo que no puede hacer es acusar y condenar de antemano sin tener datos, una información que recibirá el lunes.

Además, el líder del Gobierno local pide un “poco de respeto” porque hay detrás familias y menores. “Son momentos para tener un poco de cautela y saber qué es lo que hay”, añadió.

Hay denuncia

En relación a este caso, Imbroda reconoció que sabe que hay una denuncia. Pero también apuntó que el juez no ha tomado ninguna medida cautelar sobre González.

“Cuando es un asunto que flagrantemente se demuestra y se ve que es violencia, se toma la medida inmediatamente”, apuntó el presidente de la Ciudad, que argumentó que el hecho de que el juez no haya determinado ninguna medida para González le ha dejado “desorientado”. De ahí que insistiera en que hablará con el consejero de Seguridad Ciudadana el lunes y también se verá qué decisión toma la justicia.

Asimismo, reiteró en su petición de respecto y solicitó sosiego. “Lamento mucho esta situación en la que una familia de la ciudad lo está pasando muy mal”, añadió.

“CpM es un partido hipócrita”

Por otro lado, criticó la denuncia de Coalición por Melilla (CpM) sobre este tema. “Es un partido hipócrita en muchos sentidos”, aseguró Imbroda.

El presidente del Ejecutivo local exigió a los cepemistas que miren dentro de su formación, pues subrayó que hubo un caso de estas características y CpM no actuó de la misma forma que solicita ahora al Gobierno local.

Imbroda acusó a los cepemistas de no tomar ninguna decisión cuando tuvieron un caso de violencia de género dentro del partido. Es más, afirmó que “alguno que alguno que estuvo involucrado continuó con la confianza de CpM y estuvo en un puesto ejecutivo”. De ahí que el presidente de la Ciudad insistiera en que nota “mucha hipocresía en este partido” y que en este tipo de casos no pueden ni dar lecciones ni ejemplo.

Por otro lado, lamentó que se esté utilizando este asunto para hacer política cuando se trata de un problema que vive lamentablemente una familia y que se “circunscribe al ámbito doméstico”.

“La semana que viene veré con el consejero cómo está la situación y, si es verdad que hubo violencia de género, actuaré en consecuencia”, añadió

En cuanto a la junta de portavoces, Imbroda comentó que será el miércoles porque la vicepresidenta primera de la Asamblea, Cristina Rivas, está de viaje a Málaga estos días. Reconoció que cuando toda la oposición solicita esta junta especial, la Ciudad tiene la obligación de convocarla y no hay problema en ello.

Sin embargo, se preguntó para qué quieren esta reunión. “¿Es para remover todo esto? No sé hasta qué punto. Pero será un buen momento para ver qué hizo CpM”, concluyó.