• La Asociación de Hosteleros de Melilla y la de Vecinos del Real están organizando una jornada gastronómica en locales del barrio, inspirada en recetas del histórico (y extinto) bar Ricardito

La Asociación de Hosteleros de Melilla y de Vecinos del Real están organizando, para finales de noviembre, una ruta de la tapa inspirada en los platos más conocidos del desaparecido bar Ricardito.

La iniciativa busca revitalizar la oferta gastronómica de la zona en esta especie de tiempo muerto que hay desde que acaba la Feria hasta que empieza la Navidad.

La ruta de la tapa comenzará en El Real, pero podría extenderse a otros barrios si hay bares interesados, según explicó a FaroTV Melilla Amaruch Hassan, presidente de los hosteleros locales.

La idea surgió cuando un vecino del Real colgó en las redes sociales una foto del bar Ricardito, un local histórico del barrio aunque ya extinto. Fue entonces cuando a Jesús Motos, presidente de la asociación vecinal del barrio, se le ocurrió animar a los hosteleros de la zona a reproducir tapas típicas del Ricardito y dejar que los clientes voten la mejor.

De momento no se sabe cuántos locales están dispuestos a sumarse a la iniciativa. Tampoco está decidida la fecha exacta en la que se celebrará la ruta de la tapa, aunque la Asociación de Hosteleros baraja que se realice entre el 16 y el 25 de este mes de noviembre que está a punto de comenzar.

En principio se premiará al bar que haga la mejor tapa del Ricardito y se entregará algún tipo de distintivo para que las personas que les visiten sepan que cuentan con el reconocimiento del sector.

Amaruch Hassan cree que la Ciudad debería apostar por promocionar este tipo de iniciativas, que dan oxígeno a la gastronomía melillense.

En esta línea, la Asociación de Hosteleros busca acuerdos con el Ayuntamiento de Torremolinos, que está a la vanguardia de la celebración de rutas de la tapa.

Representantes del Consistorio torremolinense tenían previsto visitar Melilla durante la Feria, pero hubo problemas de agenda que impidieron que la invitación se materializara, según comentó a FaroTV, Lázaro Bernabé, secretario de los hosteleros locales.

Para retomar las jornadas de la tapa que durante años se celebraron en Melilla es imprescindible la aportación económica de la ciudad. “No se trata de ganar dinero, sino de sacar a la gente a la calle”, explica unos de sus defensores, Amaruch Hassan.