• Medio millar de turistas recorre a esta hora las calles de la ciudad

En torno a las 9:00 horas, bajo una intensa lluvia, atracó en el puerto de Melilla, procedente de Málaga, el crucero Balmoral de la compañía Fred Olsen Cruise Lines. A bordo viajan 1.800 turistas británicos. De ellos, cerca de medio millar bajó del barco a primera hora para visitar la ciudad. Han contratado con un operador local ocho autobuses que recorrren Melilla en excursiones panorámicas que cuestan entre 45 y 55 euros. También hay dos grupos de visitantes paseando a pie por la zona de Melilla La Vieja, la Plaza de España y la Plaza de las Culturas.

Junto al barco, el viceconsejero de Turismo, Javier Mateo, destacó que el Balmoral es el crucero más grande de la historia de Melilla que ha atracado en el puerto de la ciudad. También lamentó que el tiempo no acompañara aunque sobre el mediodía empezó a despejarse el cielo.

Asimismo, Mateo avanzó que está previsto que en diciembre próximo atraque en el puerto de nuestra ciudad un crucero alemán. Dependiendo de cómo salga esta visita del Balmoral, la compañía decidirá si en el futuro seguirá incluyendo la escala en Melilla.

A la ciudad, explicó Mateo, le interesa atraer los cruceros que visitan Cartagena y hacen la ruta del Mediterráneo, que se empieza a retomar tras el parón por los sucesos terroristas en Argelia.