• Mohatar asegura que entiende la separación, pero critica que no se permitieran las visitas a la mujer

Coalición por Melilla (CpM) baraja llevar a los tribunales el caso de la madre argelina separada de su hijo al entrar a nuestra ciudad, una vez que analice el expediente del caso. Así lo anunció ayer el diputado cepemista Hassan Mohatar, que dijo que las explicaciones dadas por el consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, en comisión, no habían convencido a su grupo. Mohatar insistió en que en ningún momento su formación ha criticado el hecho de que la Ciudad se hiciera cargo del menor hasta que estuvieran los resultados de las pruebas de ADN, pero recalcó que lo que no entiende es que no se permitieran visitas entre ambos.

El diputado de CpM insistió en que es lógico que al entrar la mujer con documentación falsa y ser llevada al calabozo, Bienestar Social se responsabilizara del menor. Pero señaló que no entiende que tras evaluar el caso los técnicos no dejaran que hubiera un régimen de visitas. “Era evidente que existían lazos afectivos entre ambos. Cualquiera que haya visto el vídeo en el que se separan puede ver claramente que había un vínculo entre ellos”, apostilló Mohatar.

Comisión urgente

El cepemista dijo que van a pedir la celebración de una comisión urgente y que se les muestre el expediente para ver cuáles son las razones que esgrimen los técnicos en su informe para no dejar que se vieran en los 24 días que tardaron en llegar los resultados de las pruebas. El diputado del principal partido de la oposición dejó claro que no quiere infravalorar el trabajo que realizan los funcionarios de la Ciudad, pero indicó que éstos pueden haberse equivocado “como humanos” y en ese caso habría que depurar responsabilidades y corregir errores.

¿Por qué sin visitas?

El diputado de CpM dijo que es lógico que en situaciones en las que se detecta, por ejemplo, que ha habido abuso o agresión por parte de los progenitores a sus hijos no se permita que haya contacto entre ellos. Sin embargo, dijo que cuando hay una evidente relación afectiva, lo normal es que el protocolo de actuación permita que se produzcan visitas. “Estamos hablando de un niño de tres años que no conocía a nadie más y era palpable que había una relación entre ambos”, apostilló. Consideró, por tanto, que la forma de actuar debe variar en cada situación concreta.

El cepemista indicó que el hecho de haber tenido separado a este pequeño de sus padres durante casi un mes puede dejar incluso secuelas psicológicas al niño.

En cuanto al hecho de que no hubiera documentación que acreditara el parentesco, Mohatar recordó que la mujer argelina presentó una partida de nacimiento. “Yo creo que los técnicos podrían haberse encargado de analizar este documento para dirimir si era falso o no. Podrían haber pedido una traducción o consultarlo con algún experto”, apostilló.

El diputado de Coalición por Melilla insistió en que a juicio de su formación se trata de un caso grave que no puede pasar como si nada y recalcó que es imprescindible que se depuren responsabilidades y evitar que se vuelvan a producir situaciones similares.

Los cepemistas pedirán a la Fiscalía de Menores su opinión

El diputado de Coalición por Melilla (CpM), Hassan Mohatar, aseguró ayer en rueda de prensa que van a preguntar a la Fiscalía de Menores por el caso de la madre argelina separada de su hijo de tres años y a la que no permitieron visitarlo durante los 24 días que tardaron en llegar los resultados de las pruebas de ADN que acreditaron el parentesco. Mohatar apuntó que no tienen claro si la Fiscalía se ha pronunciado al respecto y consideró que es un asunto que le compete. El cepemista insistió en que quiere conocer la intervención en el caso por parte de este estamento judicial.