El colegio melillense la ha adquirido a la editorial Tirant Lo Blanch, muy conocida en el ámbito jurídico.

Los letrados pertenecientes al Ilustre Colegio de Abogados de Melilla (Icame) dispondrán de una base de datos en la que podrán acceder desde sus propios despachos a sentencias y a cualquier documento jurídico de su interés. Esto no les supondrá coste económico alguno gracias al acuerdo alcanzado entre el Icame y la editorial Tirant Lo Blanch, a la que el colegio melillense ha adquirido esa base de datos para que puedan usarla sus colegiados.

El decano del Icame, Blas Jesús Imbroda, presentó ante decenas de colegiados esta base de datos. Lo hizo en compañía de Víctor Nebreda, gestor de Acuerdos Institucionales de Tirant Lo Blanc, una de las editoriales “más prestigiosas” en el ámbito jurídico, según afirmó Imbroda.

Los letrados melillenses podrán acceder a la base de datos desde la propia web del Icame. Según explicó Víctor Nebreda, las principales prestaciones a las que tendrán acceso los colegiados del Icame serán el acceso a “jurisprudencia, legislación y formularios”. Con esto, afirmó el representante de Tirant Lo Blanch, “hay suficiente material para que un abogado pueda trabajar”.

Nebreda resaltó que la base de datos de la editorial para la que trabaja está “homologada por el Consejo General del Poder Judicial” un reconocimiento que sólo han obtenido Tirant Lo Blanch y otras dos editoriales dedicadas a asuntos legales: La Ley y Aranzadi.

El gestor de Acuerdos Internacionales de Tirant Lo Blanch subrayó entre las principales ventajas de la base de datos una aplicación que puede convertir el texto de un documento judicial en un gráfico. De esta manera, se facilita que el abogado “pueda leer sólo la parte de la sentencia que le interesa”, algo que le resultará muy útil en el caso de textos muy largos.

Uso del buscador

Asimismo, mostró a los letrados cómo utilizar el buscador de la base de datos, cuyo uso resulta muy sencillo, cómodo y rápido.