El delegado destaca que esto, junto a la actuación en Farhana y Barrio Chino, mejorará los tránsitos fronterizos

El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, resaltó ayer la importante labor de gestión y control que realizan los agentes de Policía en los pasos fronterizos de nuestra ciudad. El Barkani apuntó que se ha trabajado mucho en estos últimos años para mejorar estos puestos, pero reconoció que aún queda mucha tarea pendiente. En este punto, indicó que las obras de Farhana que ya están en marcha, unidas al proyecto de frontera inteligente en Beni Enzar, a punto de licitarse, y el próximo adecentamiento previsto para el paso de Barrio Chino servirán para avanzar en un mejor reordenamiento y control de los flujos fronterizos y en las condiciones en las que los agentes realizan su trabajo.

En este sentido, El Barkani aseguró que desde que llegó al frente de la Delegación del Gobierno no ha dejado de transmitir a todas las instancias competentes la realidad particular de Melilla y sus necesidades específicas. Señaló que estas demandas requieren de la implicación no sólo del Ejecutivo español, sino también de la Unión Europea.

El máximo representante del Gobierno en nuestra ciudad se mostró orgulloso del trabajo que se ha hecho desde que él llegó a la Delegación para adecentar, modernizar y reordenar de forma práctica y eficaz los tránsitos en Beni Enzar.

Asimismo resaltó la importante labor que desarrollan los policías en los puestos fronterizos. Consideró que se trata de una labor poco visible para los ciudadanos, pero crucial para cumplir con las garantías de un Estado de Derecho.

Especial mención hizo al control migratorio a través de la frontera. Hizo un agradecimiento a los agentes que trabajan en los pasos, las oficinas de asilo y en la Brigada de Extranjería. No obstante, señaló que al margen de la gestión migratoria, también hay un arduo trabajo relacionado con el flujo continuo de intercambio entre nuestra ciudad y su entorno. Recalcó que se seguirá trabajando con el país vecino para continuar con las mejoras fronterizas.

Resaltan la labor de Extranjería, con el paso de 8.000 refugiados por Melilla en menos de 2 años

Tanto el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, como el jefe superior de Policía, José Ángel González, hicieron especial mención ayer a la gestión que se ha realizado en nuestra ciudad de la entrada de refugiados. El delegado del Gobierno resaltó que la labor de control y gestión en los pasos fronterizos, ya de por sí compleja, se ha redoblado con el aumento de la presión migratoria, ya que desde la puesta en marcha de las oficinas de asilo se ha gestionado el paso de más de 8.000 refugiados a nuestra ciudad. Por su parte, el jefe superior de Policía resaltó que según datos del Ministerio del Interior, el 80% de los refugiados sirios que han entrado a España lo han hecho por Melilla. “Mientras los países europeos siguen discutiendo sobre cuántos refugiados están dispuestos a acoger, creo que Melilla ha dado una lección de solidaridad, pero sobre todo de solvencia y eficacia para resolver un grave problema”, apostilló.