La delegación territorial de Podemos convocó ayer por la mañana a los medios. Entre los múltiples temas que se trataron, la formación confirmó que esperará a la lectura del manifiesto de la protesta sobre seguridad ciudadana convocada para esta noche a las 21:00 horas, antes de decidir formalmente si se sumará o no. La agrupación, según contó su secretaria general, Gema Aguilar, pidió una copia del documento a los organizadores de la manifestación, con objeto de definir la postura institucional.

Aguilar, además, acudió acompañada de tres mujeres que perdieron sus casas tras el terremoto del pasado 25 de enero. Podemos denunció las trabas que, según la formación, las familias están encontrando a la hora de buscar un nuevo hogar. A este respecto, la secretaria general centró sus críticas en la Delegación de Gobierno y en las consejerías de Bienestar Social y Fomento. “¿Me puede decir alguien qué relación y qué coordinación hemos obtenido en estos meses para solucionar una situación de emergencia?”, se preguntaba la líder de Podemos.

La agrupación abordó asimismo otros dos temás más, a través de su portavoz adjunto, José Carlos Martínez. El primero de ellos, una pequeña mención a la crisis interna del Partido Socialista. “No deja de ser paradójico que el primer secretario general elegido por los militantes esté siendo sacado de su puesto por maniobras poco ortodoxas”, manifestó. Y la segunda cuestión, la presentación de ‘Impulsa’, un proyecto de carácter social que operará a nivel nacional.