La secretaria regional del PP de Melilla y diputada en Cortes, María del Carmen Dueñas, afirmó ayer que “el PSOE tiene una  clara y directa responsabilidad en el bloqueo personalista y sectario que está padeciendo España y la tiene que asumir. Debería tener generosidad institucional y permitir de una vez por todas que en España haya gobierno”.

En este sentido la dirigente popular afirmó que “los españoles están cansados de ambigüedades, de falsas excusas y del no permanente de Sánchez a España y reclaman compromiso y solución. Sobran trabas y vetos y falta altura de miras y lealtad con el conjunto de los españoles”.

Dueñas calificó de “lamentable y poco respetuosa con el resultado de las urnas” la actitud del líder del PSOE, Pedro Sánchez, porque, según ella, “después de haber obtenido dos derrotas consecutivas, con los peores resultados de su historia, se sigue manteniendo en una posición obstruccionista que nos va a llevar, si no rectifica o lo hace rectificar su propio partido, a unas terceras elecciones”.

Desde la formación popular, se ha pedido al líder socialista que “por una vez deje de pensar en su propio empleo y piense en los del resto de los españoles y en las consecuencias que implica el hecho de que no haya un gobierno y que esta situación de incertidumbre provoque el bloqueo y la pérdida de miles de puestos de trabajo”.

La dirigente popular afirmó también que “estamos asistiendo a los costes del no gobierno en España”. A este respecto, señaló “la caída de las inversiones en un 30% durante el primer semestre del año, con lo que supone de pérdidas de empleos”.

El empleo como prioridad

Según el PP “la prioridad sigue siendo el empleo”, por lo que la primera propuesta de la formación en el primer pleno ordinario de la presente legislatura, será una iniciativa para fomentar las políticas activas de empleo. En este sentido, la parlamentaria popular afirmó que “cada puesto de trabajo que se pierde por la no inversión es un problema, cada vez que una comunidad autónoma no puede invertir es un problema, cuando no se pueden subir las pensiones, se crea un problema a 12 millones de personas, y cuando no se puede aprobar un presupuesto para la Dependencia, es un problema”.