Un bebé recién nacido fue robado a su familia mediante un engaño en el jardín del Hospital Infantil Abderrahim El Harouchi de Casablanca.

El robo del bebé ocurrió el miércoles, cuando el recién nacido acababa de dejar la unidad de neonatos. La familia se encontraba realizando las últimas gestiones administrativas y la abuela del bebé, que lo llevaba en brazos, fue abordada por una desconocida que la hizo salir al jardín y creer que había que realizarle unos últimos análisis al recién nacido. La abuela creyó que era una enfermera y le entregó al bebé, que entró al hospital y desapareció.