La Convención de Ginebra no limita la petición de asilo según el modo de entrada

Acnur insistió ayer, tras el salto a la valla en Ceuta del sábado, en la necesidad de respetar la legislación nacional e internacional que contempla el derecho a pedir asilo y prohíbe las expulsiones colectivas y sin garantías.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados reconoce la legitimidad de los estados para proteger y vigilar sus fronteras, pero considera esencial que se lleve a cabo en un ambiente libre de violencia y con pleno derecho a los derechos humanos.

Acnur recuerda, además, que la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados no limita la posibilidad de pedir asilo a las personas en necesidad de protección internacional en función del modo o el lugar por el que entran en un país, sea de forma regular o irregular.

Asimismo, asegura que la enmienda a la Ley de Extranjería no avala las devoluciones en caliente sin garantías como lo han dicho el  Consejo de Europa, diversos organismos internacionales, el Defensor del Pueblo o instituciones y juristas de prestigio.