intervencion-m-vieja-07-09-2016

Se trata de un subsahariano de 18 años que se resistió al auxilio de los agentes

La Policía Nacional ha evitado que un joven subsahariano de 18 años se arrojara al vacío desde la parte alta de un torreón del Patio de Armas situado dentro del recinto amurallado deMelilla la Vieja.

En una nota de prensa, la Jefatura Superior del Policía de Melilla ha informado de que el hecho ocurrió sobre la 01:25 horas de la pasada madrugada cuando se recibió en la Sala Operativa del 091 la llamada de un agente fuera de servicio informando que en el torreón asomaban unas piernas.

Un indicativo del Grupo de Atención al Ciudadano (GAC) se personó inmediatamente en el lugar y solicitó la intervención de que una dotación de bomberos y otra del 061.

Mientras se esperaba su llegada, los policías vieron incorporarse al individuo y le oyeron rezar en árabe y ante la inminencia de un desenlace fatal los agentes, ayudándose el uno al otro, consiguieron acceder a la parte alta de la muralla y se prepararon para aproximarse al joven.

Los policías reptaron sigilosamente a lo largo de la muralla, cada uno por un lado, hasta llegar a la altura del individuo lanzándose a la vez sobre el joven al que agarraron con fuerza, impidiendo que pudiera saltar al vacío.

El individuo se resistió activamente e intentó zafarse de los agentes varias veces intentando culminar su propósito pero consiguieron inmovilizarlo y finalizar con éxito su intervención.

El joven, que se mostró agresivo en todo momento llegando incluso a intentar arrebatar el arma reglamentaria a uno de los agentes, fue trasladado al Hospital Comarcal.