16-1La asociación de comerciantes dice que apoya a los vecinos que se  quejan de la basura

El pasado domingo, El Faro informaba de que un grupo de vecinos de la calle General Astilleros, que vive cerca del paso de Beni Enzar, mostró a este diario su malestar por la suciedad, el mal olor y la basura que decían que algunos porteadores y vendedores sin licencia arrojaban en esta zona. Abdeslam Mohamed, el presidente de la principal asociación de comerciantes de la frontera, Acsemel, culpa de esta situación a los vendedores ambulantes. “Somos los primeros que estamos en contra de estas prácticas”, señala a El Faro el representante de estos empresarios.

“Nosotros tenemos un establecimiento, pagamos nuestros impuestos y tiramos la basura como corresponde”, incide Mohamed, que añade que su asociación está “en contra” de este tipo de venta, más aún cuando genera desperdicios y basura y molesta a vecinos y comerciantes de la zona.

Con respecto al resto de quejas de los vecinos de General Astilleros, el líder de Acsemel achaca el problema a la misma causa. Comenta que su negocio es el comercio, no la venta ambulante, a la que culpa de la suciedad y malos olores, además de incidentes en esta zona.

Por lo tanto, Mohamed asegura que su entidad apoya las reivindicaciones que hacen los residentes en la zona, puesto que afirma que a sus locales también perjudica la actitud de estas personas. Desde Acsemel, prosigue, abogan por que se intensifique la lucha contra la venta ambulante, puesto que dicen que son perjudiciales para sus empresas.

Así pues, ante estos  hechos la organización de empresarios de la frontera cree que se deberían tomar medidas contra esta práctica en la zona.