El proyecto tecnológico es uno de los diez elegidos para participar el programa Pebit para la potenciar a emprendedores de Melilla.

El proyecto Pebit, destinado a orientar y financiar a emprendedores melillenses por sus ideas innovadoras y tecnológicas, ya es una realidad. El pasado jueves tuvo lugar en la UNED la primera de las sesiones que los diez proyectos seleccionados recibirán para ser guiados hacia su propia empresa. Otro de los requisitos para participar en el programa y terminar teniendo financiación es que la idea se traduzca en beneficio de Melilla.
Uno de los diez proyectos seleccionados es Opossum Studios, una idea que, a través de tecnologías punteras como el 3D o la realidad virtual, pretende promover la oferta y el patrimonio cultural de Melilla. En su desarrollo han trabajado y trabajan tres jóvenes melillenses, Borja Rubio, ingeniero técnico informático de 29 años, José Gabriel Gonzálvez, técnico superior informático de también de 29 años, y Adolfo Ortiz, licenciado en Bellas Artes de 30 años.
Estos tres jóvenes emprendedores van a intentar sacar adelante un proyecto que pretende romper con la promoción cultural tal y como se conoce. Borja Rubio comenta a El Faro que su idea pretende “aportar publicidad a Melilla desde un sector muy innovador que aún está en investigación en el resto de España y del mundo”. “Se trata de una tecnología puntera de la que Melilla va a poder disponer para su promoción”, asegura el joven emprendedor.
La intención final de este proyecto es convertirse en una empresa con subsistencia económica y que ayude a promocionar la cultura de Melilla para animar a futuros turistas a visitar la ciudad. “Nuestro objetivo es que la gente pueda acceder al patrimonio cultural de nuestra ciudad desde cualquier parte del mundo como si estuvieran en Melilla”, explica Rubio, que añade que su intención es “mostrar el patrimonio de la ciudad sin viajar para que la gente sepa lo hay y sepa qué viene a ver”.
Su participación en el proyecto Pebit podrá servir a estos melillenses a saber cómo llevar a a la práctica su idea. “De momento estamos estudiando cómo llevar a cabo el proyecto y buscando diferentes vías”, asegura Rubio. La idea central es utilizar internet y las nuevas tecnologías para difundir su trabajo, aunque están investigando otras formas de llegar al público. “Estamos buscando diferentes vías, diferentes formas de publicación para llegar a la máxima gente posible”, asegura el emprendedor.
Opossum Studios no es una idea que naciera especialmente para participar en Pebit. De hecho es un proyecto en el que los tres jóvenes melillenses llevaban trabajando bastante tiempo, aunque necesitaban asesoramiento, formación, material y financiación para poder sacarlo adelante y entre los tres buscaban formas de hacer mediante herramientas como la que finalmente encontraron. “Buscábamos ayudas y ofertas que nos pudieran hacer sacar adelante la idea”, comenta Rubio. Por medio de las redes sociales Gabriel, otro de los integrantes, se enteró de la existencia del programa Pebit y tras meses de espera, su proyecto ha sido seleccionado.

Herramienta para trámites y financiación

Los principales apoyos que puede prestar Pebit al proyecto Opossum Studios es asesoramiento a la hora de llevar a cabo los trámites para convertirse en una empresa. “Tenemos la idea y sabemos cómo llevarla a cabo, pero estamos un poco perdidos en los trámites”, comenta Rubio.
Por otro lado, uno de los puntos más importantes que Pebit puede ofrecer a los emprendedores es la financiación. Para obtenerla, los seleccionados deberán ir cumpliendo una serie de hitos que se darán a medida que avancen las sesiones de asesoramiento. Además de la ayuda económica que el proyecto ofrece, los ponentes enseñarán a los futuros emprendedores a cómo ser autosuficientes y conseguir recursos económicos por sus propios medios. “Los ponentes nos pueden indicar a qué puertas llamar para saber dónde obtener financiación”, explica el emprendedor .
Además, por otro lado, al finalizar el programa Pebit, los organizadores entregarán un pequeño premio económico extra a la empresa con mayor proyección.